Distopía. Palestina e Israel, 2015

 

Resumen visual del viaje social coordinado por Horizons, movimiento de jóvenes internacional que trata de promover la justicia global, la igualdad y el entendimiento intercultural.

El proyecto tuvo una duración de dos semanas y su objetivo fue conocer de primera mano la realidad de Palestina e Israel para luego crear conciencia sobre lo aprendido en el terreno.

El viaje me afectó profundamente ya que, lo que antes entendía como guerra adoptó un nuevo significado. Guerra no solo implica la presencia de tanques en las calles, ni de una lista de muertos que no termina de crecer. Guerra son los cortes continuos de agua, la falta de electricidad y la negación de un futuro digno. Guerra es el hacinamiento en campos de refugiados con más de medio siglo de antigüedad o la falta de acceso a la tierra propia.  Guerra, en muchos lugares del mundo, no es un estado de excepción, sino la situación pasada, presente y aparentemente futura para mucha gente como la ciudadanía palestina.

Las injusticias persisten y poco podemos hacer como individuos para cambiar una situación injusta e ilegal desde el punto de vista del derecho internacional. Sólo nos queda denunciar dicho abuso de los derechos humanos y tratar de despertar los escrúpulos de la gente para que se unan por el cambio. Solo una vez que el número de muertos de los medios de comunicación se convierte en un familiar perdido, solo entonces se puede entender cuan inhumano un humano puede llegar a ser.

Distopía, el título, hace referencia a la situación que se vive cada día en las calles de Palestina e Israel, debido a la normalización de la violencia, y a las desigualdades que hacen la superviviencia diaria una tarea imposible.

Esta serie va por ellos, por los palestinos y palestinas, así como los y las israelíes que creen que se puede cambiar la historia a través de la lucha pacífica. Por vosotrxs y por la paz.

1 - 165

Mujer que nos enseñó el campo de refugiados Aida –Aida Camp–, establecido en 1950 para dar hogar a refugiados palestinos y rodeado por un muro israelí

1 - 155

Muro construido por Israel que cierra el campo de refugiados Aida

1 - 158

Dos niñas que viven en el campo de refugiados. Segundas y terceras generaciones de refugiados han nacido y crecido entre los muros del mismo

1 - 11

Demolición de casas palestinas. Otro ejemplo de una de las muchas caras de la guerra. El ejército israelí recurre a la destrucción de casas palestinas como una forma de castigo en nombre de la “seguridad”. Ocurre todos los días, pero no tiene espacio en nuestros medios de comunicación

1 - 12

Jersey encontrado en casa palestina destruida

1 - 43

Restos de una casa palestina tras ser destruida

1 - 13

Candado que impide la entrada a una casa palestina

1 - 15

Mujer camina en dirección contraria al muro de separación construido por Israel de forma ilegal según las Naciones Unidas

1 - 40

Niña corre descalza en Palestina

1 - 80

Escena cotidiana en Palestina, dónde la vida sigue a pesar de la guerra

1 - 66

Vendedor de frutas y verduras palestino

1 - 84

Mercado palestino

1 - 208

Fotografía de un tramo del muro de separación construido por Israel, el cual desde hace más de diez años contribuye a foementar la segregación y el rechazo

1 - 64

El muftí de Belén cree que la Tierra Santa es el hogar para diferentes religiones, por lo que no debe ser tomada a la fuerza por ninguna de ellas. También opina que el conflicto entre israelíes y palestinos siempre ha sido meramente político, a pesar de que los israelíes intenten convertirlo en un choque de religiones

1 - 65

Hora del rezo en la Mezquita de Oma en Belén, acto que une a todos los musulmanes con independencia de su estatus económico y social

1 - 132

Emociones a flor de piel

1 - 97

Mujer camina por la ciudad de Nablus, en Palestina

1 - 94

Vendedor palestino

1 - 39

Campamento beduino, desplazado por los israelíes, que tendrían que haber abandonado el territorio en los años 90. Los beduinos son seminómadas, y se mueven dentro de su tierra cada estación con sus animales y familia

1 - 70

Casa palestina marcada con la estrella de David, símbolo del judaismo

1 - 222

Mercado de dulces y pan

1 - 95

Mujer palestina

1 - 124

Bombas de gas lacrimógeno en el jardín de la familia Tamimi, de Nabi Saleh, donde cada semana ocurren manifestaciones pacíficas contra la ocupación de territorio palestino. Estos actos pacíficos acaban con el lanzamiento de estas bombas por parte del ejército israelí

1 - 125

Mural construido por la familia Tamimi con las bombas encontradas en el interior de su vivienda

1 - 91

Knafe, postre típico palestino

1 - 98

En la ciudad de Nablus

1 - 233

Frente a la Mezquita de Al-Aqsa, tercer lugar más sagrado del islam

1 - 31

Normalización de la violencia. Dos niños israelíes caminan solos de noche por calles de Jerusalén, rodeados de soldados armados

1 - 225

Mercado en Jerusalén

1 - 247

Soldado israelí reza en el Muro de las Lamentaciones con su arma reglamentaria a la espalda

1 - 244

Judíos rezan en el Muro de las Lamentaciones

1 - 8

Guerra es cada zapato perdido de un niño que tiene que escapar las bombas de gas lacrimógeno lanzadas por el ejército

More Projects